Toc Toc ¿Quién es? Hacienda

Toc Toc ¿Quién es? Hacienda

Toc Toc ¿Quién es? Hacienda

¿Qué hacer si recibes una Notificación de Hacienda?

Si eres empresario, existe la posibilidad de que en algún momento recibas algún tipo de notificación de la Agencia Tributaria. Por lo tanto, ¿Qué hacer cuando llegue?

En primer lugar, que no cunda el pánico. La Agencia Tributaria tiene una gran variedad de notificaciones y comunicaciones que a menudo se pueden resolver con un mero trámite.

Recuerda que para recoger las Notificaciones Electrónicas dispones de un plazo de 10 días naturales desde su puesta a disposición. Usa este plazo inteligentemente abriendo la notificación en función de los días festivos, fines de semana o días de trabajo intenso para tí o tu asesor.

Una vez recibida anota inmediatamente la fecha de recepción.

¿De qué se puede tratar?

– En ocasiones se trata de una simple comunicación informativa, la solicitud de rectificación de un dato erróneo, un embargo de créditos, un documento previamente solicitado…

– También es posible que recibas una Propuesta de Liquidación que la propia Administración ha elaborado con los datos de que dispone. En este caso, revísala bien, la AEAT no es inmune a errores. Si no estás de acuerdo realiza una explicación motivada y aporta documentación adicional relevante. Asegúrate de contestar dentro del plazo otorgado. Recibirás la respuesta en un tiempo breve.

– Si recibes un correo electrónico, mensaje o llamada de la AEAT, ten cuidado, son numerosos los fraudes relacionados con la Agencia Tributaria.

Pero seamos realistas, el proceso de preparación de impuestos está lejos de ser fácil y entretenido. Que se produzcan Notificaciones para su comprobación es algo habitual.

Lo cierto es que determinadas notificaciones tienen mayor transcendencia e implican un Requerimiento de comprobación o una Inspección. En ambos casos, aunque con diferente alcance, la atención se centra en el examen de las Declaraciones para comprobar si los ingresos y gastos son correctos así como las deducciones o devoluciones reclamadas.

El proceso puede ser realmente estresante y consume mucho tiempo al empresario. Además, los costes pueden resultar gravosos, en términos de cuota, interés de demora y sanciones. Por ello, siempre es una buena opción obtener asesoramiento de un economista experto en fiscal que te pueda ayudar. Estos profesionales comprenden la dificultad de las normas tributarias y la aplicación de los cálculos matemáticos. Además tienen experiencia y están familiarizados con los procedimientos de la Administración.

.Por último, es comprensible que exista cierto temor a recibir cualquier notificación tributaria y, si bien es tentador ignorarla, esto es lo peor que se puede hacer. Si no recoges la notificación no podrás defenderte. Hacienda tendrá por notificada la liquidación y procederá a recaudarla con todos los medios que le otorga la Ley.

Por tanto, si recibes una notificación de la Agencia Tributaria, conviértelo en una prioridad. Recuerda que no cumplir los plazos juega siempre en tu contra. Contestar sin el asesoramiento de un experto cualificado, probablemente, también.

Deja un comentario

Mensaje
Nombre
Email
Página web