Tributación de los afectados por el “rescate” del Banco Popular

Tributación de los afectados por el “rescate” del Banco Popular

Tributación de los afectados por el “rescate” del Banco Popular

La Dirección General de Tributos publicó el 14 y 19 de diciembre de 2017 dos consultas vinculantes sobre la entrega de los bonos de fidelización ofrecidos por el Banco Santander a los accionistas y obligacionistas del Banco Popular.

Esta entrega de bonos tiene su origen en una polémica decisión del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) –fondo de rescate español-. La decisión consistió en transmitir el Banco Popular al Banco Santander por la simbólica cantidad de un euro. Seguidamente, esta última entidad, debía realizar una ampliación de capital de manera obligatoria.

Posteriormente, el Banco Santander aprobó los conocidos “bonos de fidelización”, dirigidos a los accionistas y obligacionistas del Banco Popular. Mediante la oferta, los afectados podían adquirir, sin desembolso alguno, los bonos emitidos por un importe equivalente a la inversión en acciones u obligaciones de la entidad, de las que fueran titulares el 6 de junio de 2017. Los nuevos bonos cotizan en el mercado de renta fija, pueden amortizarse transcurridos 7 años y producen un interés del 1% anual.

Pues bien, la amortización de las acciones u obligaciones del Banco Popular y la entrega de bonos de fidelización del Banco Santander tributa del siguiente modo según la Dirección General de Tributos:

Accionistas del Banco Popular

La consulta vinculante V3258/2017 de la DGT, analiza el caso de los accionistas. Éstos, perdieron todas las acciones que tenían del Banco Popular mediante una reducción de capital sin devolución de aportaciones.

Fiscalmente esta reducción de capital tiene la consideración de pérdida patrimonial por el valor de adquisición de las acciones amortizadas. Dicha pérdida patrimonial debe imputarse al ejercicio 201, y se integrará en la base imponible del ahorro.

.Respecto a los bonos de fidelización recibidos, la DGT considera que debe calificarse como ganancia patrimonial a integrar en la base imponible del ahorro. por el valor de mercado de los nuevos bonos,

Por tanto, la pérdida patrimonial derivada de la amortización de acciones del Banco Popular podrá ser compensada con la ganancia patrimonial obtenida por los bonos de fidelización recibidos.

Obligacionistas del Banco Popular

La consulta vinculante V3212/2017 es la relativa a los obligacionistas. Éstos, en primer lugar, convirtieron de manera obligatoria sus obligaciones en acciones. Posteriormente, de manera automática y también obligatoria, se transmitieron al Banco Santander.

Esta conversión de obligaciones en acciones y su transmisión a otra entidad, produce fiscalmente un rendimiento del capital mobiliario negativo. Este rendimiento se integra en la base imponible del ahorro, por la diferencia entre el valor de adquisición de las obligaciones y su valor de amortización.

Por su parte, la entrega de los bonos de fidelización, genera un rendimiento del capital mobiliario positivo. Al ser rentas en especie, se valorarán por su valor normal de mercado, estando sometidas a ingreso cuenta, que debe practicar el Banco Santander.

Por tanto, los rendimientos negativos generados por la conversión de obligaciones en acciones se podrán compensar con los rendimientos positivos generados por la entrega de los nuevos bonos de fidelización.

 

Como podemos observar, ambas consultas revisten un tratamiento fiscal que se antoja forzado. Para los accionistas, la compensación con bonos se considera ganancia patrimonial previa generación de una pérdida. Por su parte, para los obligacionistas, la compensación con bonos de fidelización es un rendimiento de capital mobiliario en contraposición a un rendimiento negativo por la amortización de sus obligaciones.

Al menos fiscalmente parece haberse alcanzado un consenso para no perjudicar (de nuevo) a los afectados.

2 Comentarios

Deja un comentario

Mensaje
Nombre
Correo electrónico
Página web