¿Quieres aplicar una importante deducción fiscal en tu próximo IRPF?

¿Quieres aplicar una importante deducción fiscal en tu próximo IRPF?

¿Quieres aplicar una importante deducción fiscal en tu próximo IRPF?

Apenas quedan unos meses para que finalice el año fiscal, pero todavía estás a tiempo de aprovechar alguna deducción fiscal. Una posibilidad es convertirte en un Business Angel y aplicar una deducción del 30% sobre el importe invertido. Aprovecha esta oportunidad, pero cuida los requisitos legales que se exigen especialmente al inversor.

Aquí te lo explicamos todo.

La aplicación de la deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación requiere unos requisitos. Estos requisitos se exigen tanto para la entidad cuyas acciones o participaciones se adquieren, como para el contribuyente inversor.

  • La entidad:

  1. Revestir, durante todos los años de tenencia de la acción o participación, la forma de SA, SRL, SAL ó SRL laboral, en los términos previstos en la legislación al efecto, y no estar admitida a negociación en ningún mercado organizado.
  2. Ejercer una actividad económica que cuente con los medios personales y materiales para el desarrollo de la misma. Quedan excluidas las sociedades patrimoniales.
  3. El importe de la cifra de los fondos propios de la entidad no puede ser superior a 400.000 euros en el inicio del período impositivo de la misma en que el contribuyente adquiera las acciones o participaciones.
  4. Debe emitir un certificado al inversor indicando que cumple los requisitos de empresa de nueva o reciente creación.
  5. Debe presentar, en el mes de enero de cada año en relación con la suscripción de acciones o participaciones en el año inmediato anterior, una declaración informativa (modelo 165) sobre las certificaciones que han expedido indicando que se cumplen los requisitos exigidos para la práctica de la deducción por inversión en sus acciones o participaciones.
  • El contribuyente

    1. Las acciones o participaciones en la entidad deben adquirirse por el contribuyente bien en el momento de la constitución de aquélla o mediante ampliación de capital efectuada en los tres años siguientes a dicha constitución y permanecer en su patrimonio por un plazo superior a tres años e inferior a doce años. Por tanto, debe planificarse el Exit entre el cuarto y doceavo ejercicio.
    2. La participación directa o indirecta del contribuyente, junto con la que posean en la misma entidad su cónyuge o cualquier persona unida al contribuyente por parentesco, en línea recta o colateral, por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado incluido, no puede ser, durante ningún día de los años naturales de tenencia de la participación, superior al 40% del capital social de la entidad o de sus derechos de voto. Este instrumento de inversión podría utilizarse como instrumento de ayuda financiera a un familiar, siempre que entre ambos no se supere el 40%.
    3. Que no se trate de acciones o participaciones en una entidad que ejerza la misma actividad que se venía ejerciendo anteriormente mediante otra titularidad.
  • Los límites para la aplicación de la deducción fiscal son:

    1. La base máxima de aplicación de la deducción es de 60.000 euros.
    2. La aplicación de la deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación, requerirá que el importe comprobado del patrimonio del contribuyente al finalizar el período de la imposición exceda del valor que arrojase su comprobación al comienzo del mismo al menos en la cuantía de la inversión realizada. Es decir, el importe invertido debe provenir de incrementos patrimoniales generados en el mismo ejercicio en que se produce la inversión.
    3. Esta deducción de carácter estatal es incompatible con la aplicación de la deducción establecida por la Comunidad Autónoma correspondiente en el ejercicio de sus competencias.

Para terminar, es importante saber que las ganancias patrimoniales que se pongan de manifiesto por la transmisión de determinadas acciones o participaciones estarán exentas de IRPF si se cumplen determinados requisitos. Para aplicar este importante beneficio fiscal, es necesario que previamente se hubiera practicado la deducción por inversion en empresas de nueva o reciente creación. Ademas, el importe obtenido deberá reinvertirse en entidades que cumplan ciertos requisitos. Contacta con RICO ASESORES para más información.

¿Te ha gusto este artículo? Descubre más deducciones fiscales en IRPF aquí y aquí .

Deja un comentario

Mensaje
Nombre
Correo electrónico
Página web