Retribución en Especie y consecuencias en IVA

Retribución en Especie y consecuencias en IVA

Retribución en Especie y consecuencias en IVA

Recientemente la Dirección General de Tributos (DGT) ha hecho pública la consulta vinculante V0366-19. Esta consulta nos vuelve a recordar el tratamiento fiscal, respecto al IVA, de la retribución en especie que concede una empresa a sus trabajadores.

El tratamiento a efectos de IVA que debe darse a la retribución en especie, según la DGT, difiere del que normalmente practican muchas empresas. Tras la lectura de este artículo aconsejamos, un análisis y revisión por parte de la empresa de este tipo de retribuciones.

La DGT, a través de diversas consultas, concluye que las retribuciones en especie que perciba un trabajador a cambio de minorar la retribución dineraria, están sujetas a IVA, ya que retribuyen el trabajo desarrollado por el empleado en el marco de su relación laboral. Por su parte, las retribuciones en especie que perciba un trabajador de manera gratuita, sin renunciar a parte de su retribución dineraria, no estarán sujetas a IVA, salvo que se destinen a uso privado del trabajador.

Veamos algunos ejemplos:

– Cesión de vehículos, de equipos informáticos o viviendas, que reducen el importe de la retribución dineraria. Constituyen, en la medida en que no se utilicen en fines privados, entregas o prestaciones de servicios a título oneroso, sujetas a IVA.

– Cesión de vehículos, de equipos informáticos o viviendas independientes de las retribuciones dinerarias. Éstas son consideradas entregas o servicios a título gratuito, y estarán sujetos a IVA si se utilizan para para fines privados ajenos a la empresa.

– Entrega de vales de compra a los empleados como parte de su retribución, con los que pueden adquirir bienes o servicios en varios comercios. Éstos suponen una prestación de servicios realizada por la empresa a título oneroso y sujeta a IVA, al existir una vinculación directa entre la entrega de dichos vales y la parte de retribución en metálico a la que renuncian los trabajadores.

Servicio de transporte para traslado para traslado de los empleados desde sus domicilios hasta su lugar de trabajo. Es una retribución no vinculada directamente con el salario. Se trata de una prestación de servicios gratuita y por tanto, no sujeta a IVA.

Consecuencias a efectos de IVA:

Dependiendo del tipo de retribución, ésta podrá considerarse exenta (i.e. seguro médico, pago de guardería) o no exenta de IVA (i.e. cesión de vehículo para uso privado). En este punto conviene advertir la incidencia que puede esto tiene en la deducibilidad del IVA soportado de la empresa. El hecho de que determinadas retribuciones en especie constituyan una operación exenta, puede afectar al cálculo de la prorrata.

La sujeción al IVA de las retribuciones en especie conllevará la obligación de emitir factura al empleado, repercutiendo, en su caso, el IVA correspondiente. Si la retribución en especie constituye una operación exenta (i.e. guardería, seguro médico) se exime de la obligación de expedir factura.

Las empresas deben plantearse si exigen al trabajador el pago de las cuotas de IVA repercutidas o si por el contrario, las asumen como mayor coste de las retribuciones en especie. En este caso, dicho coste será una mayor retribución en especie hacia el trabajador.

Deja un comentario

Mensaje
Nombre
Correo electrónico
Página web